Orígenes del Flamenco, consideraciones previas.

Muy comúnmente en el estudio del Flamenco y debido a su peculiar manera de manifestarse y transmitirse (cultura oral y de memoria traspasada de generación en generación) se ha trazado intrincadas líneas para ir de un punto “A” a un punto “B”.

41

El Flamenco es una realidad compleja. Una manifestación cultural y definitoria del pueblo andaluz que se ha gestado durante siglos, muchos siglos. Por ello, tirar del hilo de su historia para llegar a sus orígenes ha requerido y requiere revestirse de herramientas filosóficas, de historia, documentales y una mente abierta sin prejuicios.

Muy comúnmente en el estudio del Flamenco y debido a su peculiar manera de manifestarse y transmitirse (cultura oral y de memoria traspasada de generación en generación) se ha trazado intrincadas líneas para ir de un punto “A” a un punto “B”. La práctica totalidad de documentos referenciales del Flamenco aparecen en el siglo XVIII. ¿Quiere esto decir que antes de cualquier referencia escrita el Flamenco no existió? Una realidad tan compleja y rica, ¿emerge de un día para otro en el citado siglo? Un mínimo de lógica aplicada nos indica una rotunda respuesta: no, el que no exista soporte documental no implica ni debe servir de óbice para afirmar que una de las realidades más contundentes que nos define como “Cultura” (Cultura andaluza con mayúsculas) nace por generación espontánea en el siglo XVIII. Imagínese el lector que dentro de doscientos años, la única fotografía que queda de usted es una en la que tiene unos 60 años, ¿debe pensar el que visione la foto que usted nació con esa edad? Si unimos lo anteriormente señalado sobre la forma en que el Flamenco se ha transmitido históricamente, no debe sorprendernos que los orígenes enraízan incluso muchos siglos atrás de esas “primeras referencias documentales”. Se puede aquí aplicar pues, el famoso principio filosófico-lógico de la navaja de Ockham: este principio establece que “en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta”.

“Vean ustedes señores, la trascendencia que tiene el cante jondo y qué acierto tan grande el que tuvo nuestro pueblo al llamarlo así. Es hondo, verdaderamente hondo, más que todos los pozos y todos los mares que rodean el mundo -mucho más hondo que el corazón actual que lo crea y la voz que lo canta- porque es casi infinito. Viene de razas lejanas, atravesando el cementerio de los años y las frondas de los vientos marchitos. Viene del primer llanto y el primer beso”Federico García Lorca.

Flamencologia.org