Encarnación Barrionuevo Fernández, «Encarna del Chica».

"Encarna del Chica", llamada así por el apellido de su esposo, José López Chica. Vivieron en la calle San Pedro de el barrio de El Perchel, Málaga.

347

    Encarnación Barrionuevo Fernández.

La figura de Encarna.

Encarnación Barrionuevo Fernández, «Encarna del Chica»,  nació en 1901 en la calle Jinetes (Málaga), aunque desde muy pequeña vivió en el malagueño barrio de El Perchel.

Promulgaba sus cantes al más puro estilo Flamenco; en reuniones familiares e íntimas, pero transcendiendo a las gentes de su barrio. Transmitiendo a sus coetáneos y descendientes los cantes que había recibido de sus antecesores en todas esas ocasiones en las que el pueblo se reunía por un motivo u otro haciendo vida común y conjunta.

De un barrio de Artistas.

De esas reuniones eran de las que no faltaban en El Perchel. Ese ha visto nacer al Piyayo, La Pirula, La Cañeta, La Repompa, El Chino de Málaga, Pepito Vargas, Pepita Durán, o José Satorre, (nieto de Encarna) y una pléyade de flamencos como Encarnación Barrionuevo Fernández, «Encarna del Chica», de los de la transmisión oral pura. De ese Flamenco que se genera en la intimidad como refiere José María Velázquez-Gaztelu en su libro «De la noche a la mañana, medio siglo en la voz de los flamencos» ed. Athenaica, 15 sep. 2021.

Sus cantes.

De entre sus cantes se encontraban las antiguas soleares de «El Perchel», tangos, tanguillos, malagueñas del Breva, del Canario o La Trinibulerías, alegrías y cantes de fiesta y unas siguiriyas viejas de las que, en una de sus visitas a Málaga, Antonio Chacón oyó y ofreció a una muy joven Encarna un contrato para marchar con él. Las reticencias familiares ante la juventud de la «niña» hicieron que sus cantes quedaran para su barrio y entorno más cercano viviendo una vida humilde, es decir, flamenca. Murió en Málaga en el año 1974.

Flamencología.org